top of page

El amor es lo único que es eterno.

“El camino no esta en el cielo, esta en el corazón.”


Si tu hoy estas leyendo esto es por que el corazón te duele, el corazón te duele por que se ha ido una parte de tu vida, se ha ido alguien muy especial para ti y lo siento mucho por por ti; pero no lo siento por quien se fue…


¿Te has preguntado por que nos duele tanto cuando alguien que amamos se va? Yo si; y a partir de cuestionármelo, la forma en que vi la muerte cambio…


...Estaba en mi cama llorando como ya llevaba mucho días haciendolo; como ya llevaba muchos días preguntándome ¿por que? ¿por que había sucedido esto? Y ¿por que así? Una y otra vez le pregunte a Dios, Le pregunte que había faltado de mi, ¿Que había hecho para que esto sucediera?


El dolor que sientes cuando ves partir a un ser querido es indescriptible; sientes que el corazón se te parte en dos; de pronto sientes que la vida ya no tiene sentido; de pronto sientes que tu vida ya no tiene rumbo sin esa persona; no dejas de sentir una inmensa tristeza, y sabes que me dolía más, el dolor de los demás también; de alguna forma me sentía culpable también que los demás sintieran ese dolor; a veces quería hacerme la fuerte; pero tarde o temprano los recuerdos llegaban de nuevo y el dolor volvía recordarme que ya no estaba…


Hoy puedo decirte que te entiendo y sentí lo que tú; Yo sé lo que es perder a alguien que amas… Pero un día me cuestione ¿Por que me duele tanto mi perdida?

La persona que amo hoy ya no esta sufriendo, incluso esta en un lugar de paz y de amor…pero.. ¿Por que me duele?


¿Porque estaba derrotada en vez de honrar la vida!


Me cuestione muchas cosas también; por que en un velorio se tiene que vestir de negro? ¿Quién lo impuso? Significa luto y respeto, me dijeron.. Sin embargo; no creo que el color negro sea el mejor color para despedir a alguien; No creo que con llanto y tristeza se honre la vida de la persona que trascendió , la persona que amas, la persona que trajo tanta dicha a tu vida...


Recuerdo que una vez investigando la muerte; lei que en diferentes culturas la muerte es un privilegio; y se honra ese día; se hacen grandes fiestas, grandes celebraciones honrando la vida; honrando la vida de quien ya había trascendido con Dios o los Dioses… Hubiera querido saber eso antes, tal vez lo hubiera hecho diferente; tal vez el día que despedí a mi hijo Matias hubiera hecho un discurso de los regalos tan maravillosos que dio a mi vida; tal vez hubiera pedido a toda la gente que en vez, de llorar pudieran recordarlo con alegría; con gratitud; pues su vida había tenido un propósito; su vida no fue tan desafortunada como para solo llorar su partida, no señor! su vida había valido la pena; su vida había traído luz y amor a muchas personas. Tal vez no lo hubiera despedido de negro; sino de blanco; con una sonrisa en la cara; tal vez me hubiera puesto una corona de flores, flores rosas en símbolo del amor que nos une por siempre.


La muerte nos duele por que pensamos en nosotros, pensamos en que ya no veremos a es apersona, ya no la tenemos, ya no la tenemos para nosotros ¿desde cuando las personas nos pertenecen? Y tú me dirás: No Gaby yo pienso en que esa persona tenia mucho por vivir, no merecía esto… tal vez no, tal vez si…. por que sabes...., de lo contrario no hubiera sucedido…


Hoy creo fielmente que todos tenemos una misión muy especial en esta vida y cuando esa misión la hemos cumplido partimos para seguir iluminando otros caminos...


Se que tal vez hoy no lo entiendas, se que tal vez hoy el enojo, la frustración, la tristeza te invadan, recuerda… yo ya pase por ahí…


Con esto no quiero hacerte sentir mejor por que la sanción no viene de evitar sentir dolor…

la sanción viene del dolor ¿sabias?


Hoy solo quiero que te cuestiones… te cuestiones la muerte, te cuestiones el amor, te cuestiones la vida.


Y te recuerdo que no es lo mismo llorar que honrar la vida.

Hoy la persona que amas ya no esta; y te abrazo…. Pero ahora que sabes que la elección de despedir a alguien la tienes en tus manos … ¿Cómo lo/la vas a despedir? ¿Con tristeza o con gratitud?


Hoy han pasado 3 años desde que mi hijo Matias cumplio su misión (así lo digo yo) Hoy después estos años, estoy feliz, me siento en paz, en siento alegre; me llevo tiempo dejar de llorar y lo disfrutaba también; pero decidí que cada vez que lloraría lo iba a hacer desde la alegría, desde la gratitud, desde la bendición que fue la vida de mi hijo en mi vida.


Hoy escribiendo esto estoy sonriendo, estoy feliz de contarte mi historia por que creo que esta era parte de la misión de mi hijo; recordarte a ti que estas leyendo esto que la muerte no es dolor, no es tristeza, la muerte no es olvido, la muerte no es mala como no lo han enseñado… Al contrario; la muerte es solo el inicio, la muerte es honrar la vida, la muerte es: misión cumplida, es amor eterno, es aprendizaje, es bendiciones, son lecciones, son historias eternas…


Vive tu duelo, vívelo el tiempo que lo necesites; y mientras lo haces también honra y recuerda la vida de tu ser amado: A tu hijo ó hija a tu Madre, Hermana, Hermano, a tu pareja, a tu esposo o esposa, a tu primo, a tu prima, a tu amigo o amiga…Recuerdalx con Gratitud; Por todo lo que te enseño, por cada sonrisa, por cada lagrima, por cada aprendizaje por cada lección, por cada momento compartido.